Caléndula: propiedades, beneficios y usos

Caléndula: propiedades, beneficios y usos

La caléndula es una planta que se ha usado desde hace siglos como hierba medicinal, así que es probable que hayas oído hablar de ella o hasta la cultives en casa.

Si quieres descubrir cuáles son todas sus propiedades, beneficios y usos de la caléndula leé este artículo. ¡Seguro que la caléndula te sorprenderá!

 

¿Qué es la caléndula?

La caléndula es una planta originaria del sur de Europa, de la familia de las Asteraceae, y  que crece en forma de mata y alcanza los 50-70 cm. Esta planta tiene unas flores muy bonitas y vistosas en tonos amarillos y naranjas que se cierran de noche y vuelven a abrirse al amanecer.

La caléndula es conocida científicamente bajo el nombre de Calendula officinalis, un nombre que procede del latín (calendulae) que significa “calendario, a lo largo de los meses”, para destacar que es capaz de florecer durante todo el año y en especial entre junio y octubre. Y el término officinalis destaca el uso medicinal de la planta, propiedades que ya eran conocidas en la antigua Grecia, Roma y en Arabia para elaborar ungüentos y remedios caseros.

La caléndula cuenta con propiedades antiinflamatorias, cicatrizantes y actúa como regenerador celular. Se trata de una planta con unas propiedades ideales para el cuidado de la piel y para tratar heridas, eczemas, quemaduras o picaduras de insectos. También cuenta con propiedades antibacterianas que evitan las infecciones.

 

Propiedades de la caléndula

Las propiedades medicinales de la caléndula se deben a los principios activos que componen esta planta. Entre sus componentes activos destacan mucílagos, ácidos orgánicos (ácido salicílico), flavonoides, saponósidos, carotenoides, principios amargos y antioxidantes muy valiosos.

Por ejemplo, el aceite esencial de caléndula incluye diferentes moléculas (mentona, carvona, cariofileno, etc.) que son las responsables de la acción antiséptica de la caléndula.  Los carotenos favorecen la regeneración de los tejidos y la cicatrización. Además, los principios amargos, hacen que la caléndula ayude al aparato digestivo y en los procesos estomacales. Todos estos activos hacen que la caléndula cuente con múltiples acciones medicinales y sea eficaz a nivel terapéutico.

La caléndula también contiene carotenoides, calendulina y otros pigmentos xantofilos que le dan a la caléndula ese color naranja y amarillento característico.

 

Beneficios de la caléndula

Estas propiedades de la caléndula tienen un efecto directo sobre el cuerpo humano. Esta planta aporta beneficios como su efecto antiséptico, antibacteriano, regenerador celular y cicatrizante. Todos los beneficios de la caléndula los puedes encontrar a continuación:

 

Antiséptico, antibacteriano y regenerador celular

Aliviar enfermedades cutáneas

La caléndula es un potente antiséptico que ayuda a tratar y aliviar diferentes enfermedades cutáneas. La caléndula cuenta con propiedades antisépticas y antiinflamatorias que ayudan a tratar el acné y la dermatitis, o en el caso de los bebés el sarpullido de pañal. Además se puede considerar como un tratamiento natural y de apoyo en casos de psoriasis para reducir alguno de sus síntomas.

La caléndula ayuda en episodios de deshidratación de la dermis, por ejemplo, en pieles castigadas por el sol o para hidratar los labios. También es eficaz combatiendo las infecciones causadas por hongos en manos y pies, la candidiasis y las verrugas víricas.

En definitiva, la caléndula es una potente arma para regenerar las células de la piel y activar la producción de colágeno. Es ideal para tener una piel suave, hidratada y llena de elasticidad.

 

Heridas

La caléndula estimula el proceso de cicatrización de la piel y de las heridas. Además, sus propiedades antibacterianas ayudan a prevenir las infecciones que puedan aparecer en heridas superficiales, sangrados leves, ampollas o úlceras de la piel. Esta información está detallada en el Journal of Basic and Clinical Physiology and Pharmacology en 2009.

También es beneficiosa para tratar heridas bucales, como llagas o la inflamación de la lengua (glositis) y las encías (gingivitis).

 

Quemaduras

Además, la caléndula ayuda a combatir quemaduras de la piel debido a sus propiedades para reducir la inflamación y rojeces, calmar el dolor y ayudar a regenerar la piel.

 

Antiinflamatorio

Esta planta, la caléndula, también actúa como antiinflamatorio, como publicó el Indian Journal of Experimental Biology en 2009. Por ejemplo, puede aliviar el dolor de los juanetes producida por la inflamación de la bolsa sinovial o los dolores reumáticos. Debido a sus propiedades antiinflamatorias y analgésicas ayuda en caso de hematomas y golpes.

También ayuda a calmar las picaduras de insectos debido a sus propiedades antiinflamatorias y anti infecciosas. O hasta a calmar las irritaciones de garganta.

 

Mejora la circulación

La caléndula es una planta rica en flavonoides que ayuda a mejorar el sistema circulatorio y regula los ciclos menstruales de la mujer. Es un remedio contra el dolor menstrual debido a su poder antiespasmódico y también ayuda a regular la producción de estrógeno.

 

Mejora la digestión

La caléndula ayuda a calmar la indigestión y la gastritis, y además es recomendable para las úlceras de estómago debido a sus propiedades antiinflamatorias.También se considera un  remedio natural para prevenir náuseas y vómitos.

 

Depurativa

La caléndula ayuda a eliminar las toxinas que se van acumulando en el organismo. Esta desintoxicación beneficia a todo el cuerpo, en especial al sistema digestivo y linfático. También favorece al correcto funcionamiento del hígado.

En definitiva, la caléndula aporta multitud de beneficios sobre el cuerpo humano ayudando a la regeneración de las pieles dañadas, sensibles y con tendencias alérgicas. Además de contar con propiedades regenerativas, cicatrizantes y antiinflamatorias. Los beneficios más importantes de la caléndula son:

  • Antiséptico, antibacteriano y regenerador celular
  • Antiinflamatorio
  • Mejora la circulación
  • Mejora la digestión
  • Depurativa

 

Usos de la caléndula

Habitualmente, al ver una flor se piensa en su uso decorativo… Pero la caléndula se ha usado durante siglos como planta medicinal. Se trata de una planta que tiene multitud de usos y se puede consumir tanto a nivel interno como externo.

Hoy en día, la caléndula se usa principalmente para el tratamiento de la piel y la elaboración de cremas, aceites, jabones y cosméticos, debido a sus propiedades como regenerador celular e antiinflamatorio. Pero la caléndula también se puede usar para proporcionar un matiz dorado al cabello claro o para teñir de amarillo los tejidos. A modo de curiosidad, los vikingos ya usaban la caléndula para teñir sus cabellos.

A nivel médico, debido a sus propiedades antiinflamatorias y antibacterianas, se usa la caléndula como solución tópica en la elaboración de productos para tratar heridas leves, eczemas, quemaduras o picaduras de insectos. La caléndula también se puede ingerir, y por ejemplo, se usa para hacer infusiones. Debido a sus propiedades antiinflamatorias, estas infusiones ayudan a combatir la gastritis o úlceras, además de estabilizar el ciclo menstrual.

También se pueden usar los pétalos de las flores para sazonar muchas comidas, de una forma parecida al azafrán. La caléndula se puede añadir a ensaladas, pero aunque en su mejor momento puede tener un sabor dulce, es muy probable que sea amarga.

Debido a los beneficios que puede aportar a la piel, KLAU Beauty cuenta con tres productos hechos con caléndula:

 

La caléndula usada en los productos KLAU proviene de cultivos orgánicos. Ya que un elemento clave para obtener un buen producto es la calidad de las materias primas.

Con el fin de preservar todas las propiedades de la caléndula durante la elaboración de los cosméticos KLAU, lo primero que se hace es macerar en aceite caprílico las flores de caléndula. Después de un largo proceso se obtiene un aceite caprílico que cuenta con todas las propiedades de la caléndula. Produciendo un aceite caprílico con propiedades ideales para cuidar la piel y reducir la inflamación.

 

Descubre todo lo que la caléndula puede ofrecer a tu piel con los productos de la KLAU Beauty New Zealand edition. Y recuerda, ¡despierta tu belleza natural!

 

 

No Comments

Sorry, the comment form is closed at this time.